Da un giro el caso del periodista de Tierra Blanca que fue reportado como desaparecido

La historia del reportero Pedro Tamayo, quien fue reportado como desaparecido en la zona de Tierra Blanca, podría dar un giro de 180 grados.
Como se sabe, al periodista primero se le reportó como desaparecido; luego fue encontrado en Oaxaca y más recientemente, circuló la especie en el sentido de que de Tierra Blanca no se lo llevaron, sino que, al contrario, salió prácticamente huyendo, no por temor por su vida o por su integridad física, sino por miedo a que se le vinculara con un presunto miembro de la delincuencia organizada que fue detenido tras la desaparición de los 5 jóvenes de Playa Vicente.
Ahora, en síntesis, se habla de un teatro muy bien montado.
Fuentes consultadas por Versiones.com.mx en torno al caso de Pedro Tamayo, apuntan que existen datos que llaman poderosamente la atención; por ejemplo, que el reportero afirma haber huido; sin embargo, dejó su automóvil a una cuadra de donde estaba cubriendo un evento deportivo, con la intención de que con su desaparición se pensara que había sido víctima de la delincuencia.
Por otro lado, hay versiones en el sentido de que la esposa del reportero estaba al corriente de la supuesta trama, pues más tarde fue a recoger el vehículo a dónde había sido abandonado.
Por otro lado, el reportero tenía teléfono a la mano y podía haber informado a un superior del medio en que laboraba, o, incluso, a su familia, pero no lo hizo.
La verdadera intención, nos dicen, era convertirse en víctima y quitarse la sospecha de su presunta relación con el jefe de plaza de la delincuencia organizada, Francisco Navarrete, quien fue detenido el pasado 24 como probable responsable de la desaparición de los jóvenes Jorge José Benítez de la O, Alfredo González Díaz, Marco Arturo Sánchez, Bernardo Benítez Arroniz y Susana T.