Libres, los normalistas de Michoacán

Sabíamos que era cuestión de tiempo, y el tiempo llegó. Así, los 30 normalistas detenidos el pasado 7 de diciembre en la caseta de Zirahuén de la autopista Pátzcuaro-Lázaro Cárdenas fueron liberados esta noche porque el juez responsable del caso consideró que no se presentaron pruebas suficientes por la violación de la ley federal de armas de fuego y explosivos.
A las 20 horas aproximadamente, los normalistas (la mayoría de la Escuela Normal Indígena de Cherán), abandonaron el penal David Franco Rodríguez, mejor conocido como Mil Cumbres al que ingresaron el pasado 7 de enero, después de haber permanecido presos en el penal federal de Hermosillo, Sonora, desde el 9 de diciembre del año pasado.
Junto con 22 compañeras fueron detenidos en la caseta de peaje e Zirahuén, donde fueron sorprendidos por policías federales y estatales en un autobús que habían retenido y en su interior llevaban consigo 25 latas de aluminio con clavos, piedras y pólvora.
Alejandro Montiel, subsecretario de Prevención y Reinserción Social de la Secretaría Seguridad Pública del estado, junto con un grupo de custodios acompañó a los 30 normalistas desde el interior del penal hasta el acceso del mismo, donde fueron recibidos por familiares, y amigos.
Del penal, ubicado a 12 kilómetros de Morelia, los normalistas liberados se dirigieron a la Plaza Melchor Ocampo, donde familiares y compañeros permanece en plantón desde hace más de un mes.