De cuando Joaquín Caballero se aprovechó de un moribundo para robar

Que corren versiones en Coatzacoalcos sobre una verdadera infamia de la más baja ralea.
Resulta que con toda la mala leche, el ex alcalde priista de Coatzacoalcos, Joaquín Caballero, con tal de justificar un desvío que alcanza los 142 millones de pesos sin comprobar, hizo que su extesorero, moribundo, firmara papeles para que se hiciera responsable de la desaparición del dinero.
Según cuentan, Joaquín Caballero envió a su abogado Carlos de la Rosa al extesorero Alfonso Morales Bustamente, pese a enfrentar una enfermedad mortal hepática; ahí le hicieron firmar un poder notarial con el pretexto de “ayudarlo” para que no se presentara en los juicios que se llevan a cabo en Xalapa. En realidad, comentan, este poder firmado era para que toda la responsabilidad del saqueo en Coatza recayera en Morales Bustamente, quien falleció apenas el 10 de mayo.
Pero como a los muertos no se les puede procesar judicialmente, el asunto ahí se daría por terminado… supuestamente.
Ahora se sabe que de este fraude la familia de Alfonso Morales está muy indignada y molesta por el abuso que cometieron, tanto que rechazaron la corona de flores que mandó el ex presidente al funeral.
Ahora se sabe que Joaquín Caballero busca apadrinarse en Morena vía Oliver de los Santos, pero mantiene sus lazos en el PAN con los Yunes azules, a quienes les aportó una millonaria suma de dinero en la fallida campaña a la gubernatura de Chiquiyunes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here