Murió el marchista olímpico Ernesto Canto, gloria de México en Los Ángeles 84

El marchista mexicano Ernesto Canto Gudiño falleció la tarde de este viernes 20 de noviembre, a los 61 años, después de librar una lucha contra el cáncer. Así lo confirmó el Comité Olímpico Mexicano, organización de la que fuera miembro. Su carrera como marchista olímpico fue reconocida por sus múltiples logros, entre los que destaca la medalla de oro obtenida en los 20 kilómetros de caminata de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 84.

El 31 de octubre del 2020 el atleta comunicó a través de su cuenta de Twitter sobre la lucha que libraba en contra de una enfermedad. También agradeció la preocupación del público e informó “cada día recupero fuerza y ánimo para seguir adelante”. Cinco días después, por el mismo medio, agradeció las muestras de cariño y pidió comprensión pues los médicos le recomendaron tranquilidad. Agradeció el apoyo de su familia pues estaba siendo “fundamental”. Hasta esa fecha descartó solicitar donadores aunque no lo descartó para un futuro.

Nació el 18 de octubre de 1959 en la Ciudad de México. “A los 13 años inició su cosecha de victorias: campeón nacional infantil; después, en 1973 conquistó los 10 kilómetros del Centroamericano y del Caribe Juvenil Caracas 1974, título que conservó en Xalapa 1977 y también logró el título Juvenil de América, en Montreal.”, de acuerdo con el Comité Olímpico Mexicano (COM).

Hacia el final de la década de 1970 comenzó su carrera como atleta. En el año de 1981 recibió el Premio Nacional del Deporte. Un año después comenzó su camino para clasificar a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 al conseguir la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en La Habana, Cuba. El siguiente año consiguió el campeonato mundial en Helsinki, Finlandia y recibió el trofeo de la Hispanidad. Esos logros lo llevaron a ser considerado como el “Mejor Andarín del Mundo” en 20 kilómetros por la Federación Internacional de Atletismo.

En su carrera se volvió especialista en los 20 kilómetros de caminata y nunca fue superado en las competencias en las que participó. Rompió la marca mundial de la hora en el Grand Prix de Softeland al recorrer 15 mil 253 metros en dicho lapso. Posteriormente, en 1984, durante la justa Olímpica, ganó la medalla de oro en la caminata de 20 kilómetros al llegar al Memorial Coliseum de Los Ángeles.

El COM siempre reconoció la dedicación y superación de Canto Gudiño en sus entrenamientos. De hecho, fue el primer marchista en caminar el kilómetro en menos de cuatro minutos. Su promedio de velocidad fue de 38 kilómetros por hora. Cada cuatro años recorría la distancia de 40 mil kilómetros entre competencias y entrenamientos, el equivalente a dar una vuelta a la Tierra.

“Como país podemos decir que México tuvo el primer título de atletismo y me tocó a mí hacerlo. Entonces eso fue lo extraordinario, porque son las cosas que te marcan y dejas huella. El ser el primero en algo es muy importante. A mí me tocó, afortunadamente, ser el primero en muchas cosas y en mi disciplina fui el primero en ser campeón del mundo”, declaró Ernesto Canto al periódico Esto luego de triunfar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. (Infobae).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here